Día a día, mucho más en Facebook

29 de diciembre de 2011

TODO OSCURO, SIN ESTRELLAS, de Stephen King

.

         Todo oscuro, sin estrellas (Full Dark, No Stars) reúne cuatro novelas cortas de Stephen King. Se trata de cuatro nouvelles un tanto disparejas, que van desde el género fantástico (Una extensión justa) hasta la novela realista (Camionero Grande y Un buen matrimonio), pasando incluso por una elaboración de ambas bajo un tinte psicológico (1922). Por otra parte, todas tienen en común su calidad narrativa y argumental, propia de un escritor capaz y consciente de su oficio.

         Se ha comparado a Todo oscuro, sin estrellas con otros libros de King, en especial con Las cuatro estaciones (Different Seasons, 1982) y con Las cuatro después de la medianoche (Four Past Midnight, 1990). La comparación no es casual, ya que estos libros también reúnen cuatro novelas cortas. De esta manera, se ha intentado desmerecer el último libro aduciendo que no está a la altura de sus predecesores. No estoy de acuerdo, la comparación es injusta: se compara un libro apenas salido de la editorial con otros que ya tuvieron el tiempo suficiente para ser asimilados e, incluso, transmutados gracias al poder visual de Hollywood (me pregunto cuántos hablan de El cuerpo pensando en realidad en Cuenta conmigo o de Rita Hayworth y la redención de Shawshank pensado en Sueños de libertad, ni qué hablar de Morton Rainey encarnado magistralmente por Johnny Depp). Por mi parte, creo que las comparaciones son provechosas, siempre y cuando no tengan como único objetivo desacreditar uno de los elementos comparados. Es este caso en particular, creo que Todo oscuro, sin estrellas nos muestra a un Stephen King más maduro, que nada tiene que envidiarle a su otro yo pretérito.

         En el «Epílogo» del libro, King escribe: «En Todo oscuro, sin estrellas me he esforzado al máximo por consignar qué podría hacer la gente, y cómo podría comportarse, bajo ciertas circunstancias extremas» (p. 437). Una vez más, la literatura funciona aquí como búsqueda de sentido, como exploración del alma humana. El resultado es satisfactorio. Sin llegar a ninguna conclusión definitiva, King pone a sus personajes en situaciones límite y los deja hacer, como si su tarea fuera sólo observarlos y narrar lo que observa para que nosotros, sus Lectores Constantes, podamos verlo también. Y aprender un poco de lo que vemos, según nuestra propia concepción de las cosas.

         Hasta aquí mi valoración del libro en general. Veamos ahora cada historia en particular.




- 1922

         Todo el escrito es la confesión de Wilfred Leland James, un granjero de Nebraska que asesina a su esposa (e induce a su hijo Henry a ayudarlo) por querer vender las tierras que había heredado de su padre. Se trata, como dije antes, de una novela con tintes psicológicos, en la que Wilf intenta hacer catarsis por medio de la escritura antes de que la venganza y la justicia (que en este caso son la misma cosa) terminen con su vida. No le falta nada, la prosa es contundente y certera; la construcción de los personajes, abrumadora; y el lector corre el riesgo de que la sangre le salpique la cara si se acerca mucho al libro. De hecho, me arriesgaría a decir que la escena del asesinato está dentro de las mejores escenas (si no la mejor) de ese tipo que leí en mi vida.




- Camionero Grande

         Al volver de una jornada que la tuvo como figura central, la escritora de intriga Tess pincha una rueda de su auto en medio de una desolada ruta de Nueva Inglaterra. En ese momento, cual héroe automovilístico, llega un camionero de magnitudes físicas enormes que se ofrece a ayudarla. Tess acepta, sin saber que ese camionero no tiene nada de héroe, sino que se trata de la persona que le tendió una trampa y que va a violarla y a dejarla abandonada en el bosque, dándola por muerta. Después de eso, Tess sólo podrá elegir entre dos caminos, o denuncia lo que le pasó (y asume todas las consecuencias de hacerlo, entre ellas la exposición pública) o toma venganza por sus propias manos.

         Camionero Grande se trata de una nouvelle rigurosamente realista. De hecho, todo el tiempo se compara la historia con películas y novelas, especulando con lo que pasaría en ellas y lo que finalmente termina pasando aquí. Mientras que en las películas de terror y en las novelas policiales las historias se van complicando (diversos obstáculos se van interponiendo entre el protagonista y su objetivo), en Camionero Grande las cosas se van dando más o menos como lo espera Tess. Incluso cuando aparece algún imprevisto, éste no representa ningún peligro. Así, King parecería decir que en la vida real, a diferencia de la ficción, las cosas malas existen, pero no tienen por qué ensañarse con el protagonista-víctima. Todo esto dicho desde una ficción, claro.




- Una extensión justa

         La novela más breve y, tal vez, la más oscura de todas las reunidas en Todo oscuro, sin estrellas. Nos muestra, dándole una vuelta de tuerca al tema del «pacto con el diablo», que detrás de una persona cordial se puede esconder un ser envidioso, resentido y profundamente dañino. Es el caso de Dave Streeter, que ve cómo a su alrededor las personas están cada vez mejor, mientras que a él le acaban de diagnosticar un cáncer virulento e irreversible. Ahora bien, en medio de su nada envidiable existencia, Streeter conoce a Alobid, un hombre misterioso con un extraño puesto de venta al costado de una ruta, que le ofrece un trato interesante: ¿qué haría si pudiera deshacerse de esa «putada» que le habían hecho a él, haciéndole una «putada» a alguien más?




- Un buen matrimonio

         ¿Qué pasaría si descubriéramos que la persona a la que amamos y con la que convivimos durante varias décadas es en realidad un monstruo? Esta novela trata de dilucidar una respuesta.

         Después de veintisiete años de casados, Darcy descubre que Bob, su marido, es todo un monstruo, uno digno de una película de horror, que podría llevar una máscara en el rostro, una motosierra en la mano o un nombre como Hannibal. Pero ése es sólo el comienzo, lo verdaderamente interesante de la historia viene después, en el «qué haríamos después de descubrirlo». De esta manera, King le da un nuevo giro a las historias de psicópatas, indagando no sólo en la mente de ellos (que lo hace y muy bien), sino también en la de la persona que lo descubre y tiene que lidiar con ese hallazgo. En este caso, su esposa de toda la vida, con la que tuvo dos preciosos hijos y una vida prolija, cómoda y amorosa. Con la que tuvo un buen matrimonio, sin ir más lejos.





- CONCLUSIÓN

         Creo que no hace falta aclarar que recomiendo este libro. Los Lectores Contantes no se van a desilusionar, y para aquellos que quieran adentrarse en el «universo King», este libro representa una buena puerta de entrada.

.
***
.
Sobre el autor: Stephen King nació en Maine (EE.UU.) en 1947. Estudió en la universidad de este Estado y después trabajó como profesor de literatura inglesa. Su primer éxito literario fue Carrie (1974), que, como muchas de sus novelas posteriores, fue adaptada al cine. Lleva escritas más de cuarenta novelas (entre las que se destacan Cementerio de animales, It, The Green Mile, Un saco de huesos y la saga La torre oscura, entre muchas otras) y doscientos relatos. En 2003 fue galardonado con el premio literario estadounidense de mayor prestigio, la medalla de The National Book Foundation for Distinguished Contribution to American Letters.
.
.

- King, Stephen. Todo oscuro, sin estrellas. Buenos Aires, Plaza & Janés, 2011.
..


  • Más sobre Stephen King en El lugar de lo fantástico:

«22/11/63, de Stephen King» (aquí)

- «La cúpula, de Stephen King» (aquí)

- «Trailer de La cúpula» (aquí)

- «Despues del anochecer, de Stephen King» (aquí)

- «Duma Key, de Stephen King» (aquí)

- «Trailer de Duma Key» (aquí)

- «La nueva novela de Stephen King: Under the Dome» (aquí)

23 de diciembre de 2011

CONTAGIO: para obsesivos y paranoicos

.




         Empecemos con una confesión: soy hipocondríaco y paranoico (supongo que la hipocondría es una forma de paranoia). Por eso, tal vez, la película Contagio (dirigida por Steven Soderbergh y protagonizada por Matt Damon, Laurence Fishburne, Jude Law, Gwyneth Paltrow y Kate Winslet) me pareció intimidante, casi terrorífica. Una película que continuará paseando desde mi consciente a mi inconsciente (y viceversa) durante un buen tiempo.

         Contagio tiene como escenario el mundo entero. De repente, un virus (que más tarde será conocido como MEV-1) comienza a propagarse por las principales ciudades del mundo. Los enfermos presentan síntomas similares a los de cualquier gripe (fiebre, dolor de cabeza, molestia en la garganta), con una diferencia: mientras que la gripe estacional tiene una tasa de mortalidad inferior al 0,1%, la de la gripe provocada por el virus MEV-1 supera el 20%. Entonces, de manera predecible, la gente empieza a morir a montones, los vivos entran en pánico y los enfermos se multiplican por doquier. A medida que el virus avanza y se extiende por el globo, las personas saquean los supermercados y las farmacias, las ciudades colapsan y el miedo se vuelve más peligroso que la misma enfermedad que lo genera. Y en medio del caos, los médicos y los científicos, verdaderos héroes de esta historia, intentan encontrar la cura.

         Lo que diferencia a Contagio de otras películas «infecto-apocalípticas» (Apocalipsis, Soy leyenda y Epidemia, entre otras), es que la «aventura» es dejada de lado en pos de un realismo científico. No hay un héroe que tenga que ponerse la humanidad sobre el hombro y atravesar una serie extraordinaria de obstáculos con los recursos de su personalidad. No. Los héroes aquí son los médicos, que buscan a contrarreloj una vacuna que ponga límite al contagio. El resto son hombres comunes y silvestres, algunos nobles, otros mezquinos, y otros un poco de ambos, que lo único que pueden hacer es sobrevivir y cuidar a su familia. Por eso, muchos espectadores dirán, con ese dejo de menosprecio que sólo busca diversión rápida y lábil, que esta película es aburrida. Allá ellos.

          Para lograr el «realismo científico» antes mencionado, Soderbergh trabajó con Ian Lipkin, director del Centro de Infecciones e Inmunidad de la Universidad de Columbia, y quien, junto a profesionales del argentino Instituto Anlis-Malbrán, logró la decodificación del genoma del virus H1N1. La participación de Lipkin se extendió desde diversas sugerencias en el argumento hasta el diseño del virus MEV-1 (que pasa de los murciélagos a los cerdos y de éstos a los seres humanos), contribuyendo también con el diseño de los vestuarios de los científicos.

         En fin, Contagio es una película interesante antes que divertida, y me alegro de que así sea. Es una película que asusta con la realidad (que, de hecho, es lo que más asusta), y que concientiza al tiempo que impacta. Vale la pena verla, sin lugar a dudas.


Ficha técnica:
Título original: Contagion
Año: 2011
Duración: 106 min.
País: Estados Unidos
Director: Steven Soderbergh
Guión: Scott Z. Burns
Reparto: Matt Damon, Kate Winslet, Laurence Fishburne, Marion Cotillard, Jude Law, Gwyneth Paltrow, Bryan Cranston
Productora: Warner Bros. Pictures / Double Feature Films / Participant Media / Regency Enterprises


25 de noviembre de 2011

11-11-11: una profecía que no convence

.






         Joseph Crown (Timothy Gibbs) es un escritor famoso que pierde a su esposa y a su hijo en un atentado. Desde ese momento, tanto su vida como su carrera se desmoronan, y apenas puede conseguir un poco de consuelo en un grupo de autoayuda, en la compañía constante de un diario y en las todavía más constantes y cercanas pastillas. Sin embargo, su vida vuelve a pegar un vuelco cuando él mismo sufre un accidente automovilístico del que (milagrosamente) sale ileso y cuando, días más tarde, lo llama su hermano Samuel (Michael Landes) y le informa que su padre está agonizando. Entonces, Joseph deberá volver a encontrarse con un pasado que insistentemente había querido olvidar y con una fe que ya creía desterrada de sí mismo. Mientras tanto, descubrirá que desde que su esposa y su hijo fallecieron, hay algo que permanentemente aparece en su vida y parece querer decirle algo: el número 11-11. 11-11 por todos lados. 11-11 a cada momento. La historia se volverá cada vez más oscura a medida que se acerque el 11 de noviembre de este año, es decir, el 11-11-11, número (y fecha) que para muchos abriría una puerta entre distintos planos y pondría en juego el futuro de la humanidad. Futuro que, a su vez, dependerá de Joseph Crown y su familia.

          La película no está buena. Se abusa de recursos gastados (apariciones abruptas, seres horribles, elevación de la música, etc.) y, al menos en este caso, deshonestos. Con el fin de asustar al espectador, se echa mano a todo lo que está cerca, sin importar que contradiga la historia o que no sea coherente con lo que se viene planteando. De hecho, el autor y director, Darren Lynn Bousman, debe haberse dado cuenta de lo mucho que forzaba el argumento, ya que en un extraño mea culpa pone el siguiente diálogo entre Joseph y un experto en ocultismo:

(Ante la insistencia de mensajes poco claros, Joseph no puede más que preguntar:)
«– ¿Por qué este número, 11-11? ¿Por qué no… no sé… 19… o 67… 45? ¿Por qué son números? Quiero decir, si tienes algo que decir, sólo sal y dilo.
»– Porque hay reglas. Así en lo místico como en lo fantástico. Así es como funciona.»

         La pregunta que formula Joseph es una pregunta que todos los aficionados al género de terror nos hemos hecho en repetidas ocasiones. ¿Por qué los seres (ya sean fantasmas, monstruos o lo que fueran) pueden dar claves, escribir en espejos húmedos, decir palabras oscuras y no pueden ir directamente al grano y decir lo que realmente quieren o deben decir? Por supuesto, nuestra respuesta será muy diferente a la que dio el experto en ocultismo. Mientras que él dice que así funciona la cosa (sin aclarar qué es lo que funciona así y cómo es esa forma de funcionar), nosotros podemos decir: si los fantasmas son claros, no hay historia. Punto. La habilidad del escritor dependerá de si logra convencernos de que los fantasmas pueden hacer muchas cosas pero no lo que se supone que tienen que hacer. El problema de esta película es que no llega a convencernos de nada.

         Por último, está el problema de las fechas. Las películas que hacen profecías específicas suelen tener una vida útil que no va más allá de la fecha que señalaron como apocalíptica (tal vez la única película que contradiga esta hipótesis sea Terminator). Si bien es cierto que el 11-11-11 no marca un final definitivo, sino el comienzo de ese final, me pregunto si los espectadores podrán seguir interesándose en una película que tiene como título una fecha que ya pasó y quedó en el olvido.





.

23 de noviembre de 2011

TRAILER DE TODO OSCURO, SIN ESTRELLAS

.Se acaba de publicar en Argentina Todo oscuro, sin estrellas (Full Dark, No Stars), último libro de Stephen King que reúne cuatro novelas cortas. A continuación, dejo el trailer del libro.




video




  • Más sobre Stephen King en El lugar de lo fantástico:


    • - «La cúpula, de Stephen King» (aquí)

      - «Trailer de La cúpula» (aquí)

      - «Después del anochecer, de Stephen King» (aquí)

      - «Duma Key, de Stephen King» (aquí)

      - «Trailer de Duma Key» (aquí)

      .

      8 de mayo de 2011

      EL RITO: una de exorcismos (para ver)

      -



               Michael Kovak (Colin O’Donoghue) es un joven atormentado por la muerte de su madre que, para colmo de males, se desempeña en un negocio familiar poco feliz: embalsamador de cuerpos en la funeraria de su padre, ubicada en su misma casa. Ante la perspectiva de un futuro insoportable, Michael decide cambiar de rumbo, pero sus destinos posibles son escasos. Según le dice a un amigo, en su familia hay sólo dos caminos: o se trabaja en la funeraria o se es cura. Por eso, y a pesar de su falta de fe, decide convertirse en sacerdote, o al menos estudiar en el seminario (lo que lo alejaría de los cadáveres por cuatro años) y renunciar poco antes de tomar los hábitos. Pero las cosas no le resultan tan sencillas. La Iglesia Católica no está dispuesta a perder un futuro sacerdote en épocas en donde los sacerdotes escasean, así que lo envían a Roma para hacer un curso de exorcismos (si los sacerdotes escasean, los exorcistas aún más). Michael se ve obligado a ir, ya que, de lo contrario, la Iglesia puede intimarlo a devolver el dinero invertido en su preparación, lo que sumaría cerca de cien mil dólares, algo imposible de cubrir por él. Michael, entonces, viaja y toma el curso, pero pronto se destacará como un alumno escéptico, arrogante y de poca fe, por lo que, una vez más, lo derivarán, en este caso al Padre Lucas (Anthony Hopkins), un viejo sacerdote exorcista que vive en un suburbio de Roma y practica exorcismos a domicilio. Desde ese momento, la vida y la fe de Michael darán un vuelco.

               Continuando con la moda de «basado en hechos reales», tan común en estos días y a la que ya me referí en varias oportunidades («ACTIVIDAD PARANORMAL», «EL ÚLTIMO EXORCISMO» e «INVOCANDO ESPÍRITUS»), la película cumple con lo prometido y lo hace sin golpes bajos ni imágenes espectaculares. De hecho, ante la pregunta de Michael de «¿Eso es todo?» al terminar de presenciar su primer exorcismo, el Padre Lucas le responde: «¿Qué esperabas? ¿Cabezas dadas vuelta? ¿Vómito de sopa?». Y es que El rito mostrará muy poco de eso, evidenciando que se puede asustar al espectador con un buen guión y una excelente dirección.

                Por último, cabe destacar que en El rito la atención se centra en el personaje de Michael y no, como en la mayoría de los films de exorcismos, en el de las víctimas poseídas. Esto es sin lugar a dudas un hallazgo (iniciado en parte por El exorcista de Blatty, pero abandonado en los films que le siguieron), ya que permite reflexionar sobre la naturaleza de la fe y del pecado de una forma mucho más profunda y compleja que cuando se pone en primer plano a personajes adolescentes o infantiles ajenos en gran medida a los vericuetos del mal.

               Sin lugar a dudas una película para recomendar.


      Ficha técnica:
      Título original: The Rite
      Año: 2011
      Duración: 112 min.
      País: Estados Unidos
      Director: Mikael Hafström
      Guión: Michael Petroni (Novela: Matt Baglio)
      Reparto: Anthony Hopkins, Colin O'Donoghue, Alice Braga, Ciarán Hinds, Rutger Hauer
      Productora: Coproducción USA-Hungría; New Line Cinema / Contrafilm / Fletcher & Company / Mid Atlantic Films


      3 de abril de 2011

      EN INSOMNIA

      ..
               Estimados lectores de El lugar de lo fantástico:


               Les cuento que la revista INSOMNIA, dedicada a la persona y obra de Stephen King, publicó como nota de tapa de su número 160 mi ensayo "La escritura y la vida", en el que trabajo sobre la función de la literatura en la obra del autor de Carrie.


               Los invito a leerlo: http://www.stephenking.com.ar/revista/160/portada.htm


               Saludos y, como siempre, gracias por acompañarme.

      10 de marzo de 2011

      LOS DOS JANOS

      .

               Cuando se habla de milagros o de eventos paranormales se suele pensar en grandes manifestaciones sobrenaturales, en posesiones espirituales, en escenas como la de Moisés abriendo el Mar Rojo o como la de Jesús resucitando a Lázaro. Pero a veces los portentos son menos portentosos de lo que uno cree y están disimulados por una red de casualidades que sólo apelando a la mística se podrían explicar de alguna manera. Es lo que ocurrió, según mi parecer, con el caso del chico asesinado en Balvanera el fin de semana pasado. Repasemos la noticia.

               El chico se llamaba Jano Fernández y el sábado había ido a bailar con sus amigos a un boliche llamado «Fantástico Bailable», con el fin de festejar su cumpleaños número 20. Cuando salieron del boliche, ya en la madrugada del domingo, Jano y sus amigos caminaron hacia la parada del colectivo. Jano caminó más rápido y por eso se alejó de su grupo. Entonces un auto (según los diarios un Siena) frenó a pocos metros del muchacho y sus ocupantes (tres jóvenes) comenzaron a insultarlo. Al parecer, Jano respondió y entonces uno de los ocupantes del auto se bajó con un bat de baseball y le dio un golpazo en la cabeza. Jano cayó de inmediato. Los otros se bajaron y también lo golpearon, después se subieron al auto y se fueron. Jano murió ahí, en el suelo, antes de que llegara la ambulancia.

                Por donde se lo mire, el suceso es terrible. El salvajismo de unos contra otro y el nulo respeto por la vida ponen la piel de gallina. Los jóvenes que iban en el auto ya están a disposición de la justicia (dos fueron apresados y uno se entregó). No son pibes chorros ni marginales sociales, sino personas que tenían sus trabajos, sus casas y sus familias (uno de ellos, de hecho, tiene a su esposa embarazada de pocos meses). Simplemente salieron una noche y mataron. Sin más premeditación que la de ver a un chico caminando por la calle y decidir romperle la cabeza de un «batazo».

               Pero entre toda esta miseria humana, hubo algo que llamó la atención y que permite pensar que detrás de los destinos hay fuerzas difíciles o imposibles de explicar. La cuestión es que los agresores de Jano tiraron el bat de baseball en un baldío de Don Torcuato, en Tigre. Lo encontró un perro de familia, de raza Boxer, que, mientras paseaba con su dueña, apareció con el bat en la boca. Hasta acá nada impresionante. Lo que impresiona es el nombre del perro: Jano. Sí, el perro que encontró el bat homicida (y que todavía estaba manchado con sangre) se llama igual que la víctima. Jano uno y Jano el otro. Jano ambos.

               ¿Casualidad?

      .

      10 de enero de 2011

      LA HAMACA DE FIRMAT

      .

              Tal vez algunos ya conozcan esta historia; de cualquier manera, supongo que muchos no, así que vale la pena dedicarle un post.

               Todo comenzó a mediados del año 2007, cuando en una plaza de Firmat, una pequeña ciudad de la provincia de Santa Fe, empezó a moverse de manera inexplicable una hamaca. La hamaca se movía sola, sin que nadie la empujase o se impulsase en ella. Las historias sobre muertos, cementerios y fantasmas se multiplicaron, por lo que el Diario Firmat decidió llevar una cámara al lugar para filmar la escena sin cortes ni trucos. A continuación el video:


      .

      video

      .
               Después de ver este video muchos se convencieron. Incluso la Municipalidad de Firmat decidió tomar cartas en el asunto y mandó cercar (con un irrisorio alambrado) las hamacas, con el fin de protegerlas de atentados, entre los que se registraron el robo mismo de una de ellas (según cuentan algunos testigos, cuando se reemplazó la hamaca faltante por una nueva, ésta comenzó a mecerse y así siguió). Después de cercado el perímetro, la hamaca se detuvo por un tiempo y muchos pensaron que todo había terminado, pero después volvió a moverse y así continuó, de manera casi constante.

               Por unos años, y a pesar de que la hamaca no dejó de moverse, el misterio quedó prácticamente olvidado (al menos para todos los que no vivimos en Firmat), pero ahora un nuevo video, dado a conocer por Impacto 9, vuelve a traer a escena este interesante caso. En este nuevo video se puede ver a una nena que, imprudentemente, decide divertirse un rato en la hamaca que a tantas personas les ha despertado miedo, confusión y, por qué no, esperanza. Veamos el video:


      .
      video
      .
               ¿Será verdad? ¿Será un truco? ¿Se trata de un hecho sobrenatural o, por el contrario, es algo que se puede explicar naturalmente? Todavía no hay acuerdo y, como suele ocurrir con estas cosas, probablemente no lo haya.

      .